Respuesta al COMUNICADO de COSUCOBA – 02 11 2022

La Plata, 04 de noviembre de 2022.-    

Sr Presidente
Colegio de Odontólogos de la
Pcia de Buenos Aires – Consejo Superior
Dr José Omar PERRONE

________________________

De nuestra mayor consideración:

Nos dirigimos a Uds. en relación a la publicación que se ha realizado con fecha 2 de noviembre de 2022, a través de las redes sociales oficiales de vuestro organismo, en la que se formula un rechazo absoluto a la reforma de la ley de esta Caja de Seguridad Social y se convoca a firmar una nota en rechazo a la misma.

En primer lugar nos llama la atención que una Institución de Ley, como es el Consejo Superior del Colegio de Odontólogos de la Provincia de Buenos Aires, se pronuncie en esos términos.

Cabe recordar que, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 7 de la Ley Provincial 8.119 que creó nuestra Institución, los Colegios de Distrito resultan ser agentes naturales de la Caja.

Por otra parte, vuestra Institución fue activamente informada oportunamente, de la intención de esta Caja de presentar un proyecto de reforma a la ley 8.119, contando en su momento con la presencia de su presidente.

De hecho esta Caja presentó oportunamente un proyecto de reforma anterior, mucho más reducido, pero que ya contenía en su texto una reforma a la edad jubilatoria, los años de aportes y la escala de módulos y en esa oportunidad vuestra Institución no se pronunció nunca en contra del mismo (entendemos con buen criterio), a pesar de haber tomado el mismo estado público y ser de vuestro conocimiento su existencia.

Por eso no podemos evitar preguntarnos acerca del porqué de la temporalidad de vuestra publicación. ¿Por qué ahora? ¿Por qué no cuándo les fue remitido el proyecto? ¿Por qué no años atrás con la reforma anterior?

Por demás el texto de la nueva reforma implica numerosos cambios a la Ley, no únicamente aumentar la edad jubilatoria y los años de aportes como señalan en dicha publicación. Eso sin mencionar que es manifiestamente falsa la tercera afirmación de vuestra publicación en referencia a que la cantidad de módulos por años de antigüedad aumentaría siempre.

Como es de su expreso conocimiento, para la elaboración de dicho proyecto de reforma a la Ley se convocó a la Asociación de Jubilados y Pensionados de la Caja, siendo que es la entidad civil con mayor representación de los pasivos en la Provincia de Buenos Aires y al equipo de la legisladora que presentó el proyecto en cuestión.

Es decir que el trabajo realizado y las reformas sugeridas, no pertenecen únicamente al Directorio de esta Caja (que cuenta con pluralidad de opiniones, incluso representantes de OELA que pertenecen al distrito de vuestro presidente), como dan a entender en vuestra publicación, sino que también es producto de las sugerencias de la asociación representativa de los pasivos y de la propia legisladora y su equipo. Atacar al proyecto es atacar también la labor de esas personas.

Sin perjuicio que el proyecto fue hecho público en numerosas oportunidades por esta Caja y sin ánimo de agotar el alcance de la reforma, cabe mencionar aquí -entre otras- las siguientes reformas que vuestra publicación maliciosamente omite:

1)  La limitación de la duración de los mandatos a los Directores.

2)  La creación de una Comisión de Fiscalización. Se trata de un órgano de contralor interno, con integrantes elegidos por los afiliados.

3)  La reforma al sistema de cobro de los aportes por artículo 34 inciso L, conocido como aporte de la comunidad vinculada, para tornarlo más eficiente.

4)  El otorgamiento de mayores facultades para la Asamblea de la Caja.

Por eso no podemos dejar de quedar estupefactos ante el reduccionismo del proyecto –por demás maliciosamente simplista- que efectúa la referida publicación.

Vuestra publicación nos obliga a pronunciarnos por medios igualmente públicos a los que ustedes eligieron utilizar, rechazando el obrar de vuestra Institución al respecto.

Por demás no podemos dejar de señalar la falta de legitimidad que vuestra Institución posee para cuestionar la legitimidad de lo obrado por esta Caja, siendo que, por situaciones lamentables y de público conocimiento, COSUCOBA se encuentra compuesta actualmente de sólo 4 integrantes representantes de Colegios de Distrito sobre un total de 10.

Es decir que la Institución, a diferencia de momentos anteriores de su historia, solo refleja actualmente en sus comunicados el parecer de menos de la mitad de los Colegios existentes.

COMUNICADOS, además que nos llevan ya solo con enunciar la palabra a momentos muy tristes y oscuros de nuestra historia nacional.

Entendemos que tienen derecho a sus opiniones como individuos y lo respetamos, pero ese derecho no incluye el derecho a desinformar, utilizando para ello la Institución, a la comunidad odontológica acerca de un proyecto de reforma de ley que fue fruto de un arduo trabajo y análisis.

Paralelamente no podemos dejar de preguntarnos cuáles son los trabajos realizados por vuestra autoridad en pos de la finalidad que más les compete, cuál resulta ser la ley arancelaria y las condiciones de trabajo de los matriculados, además de velar por la nulidad del intrusismo.

¿Cuáles son los proyectos de reforma que se han presentado al respecto? ¿Cuál es el consenso al que han arribado para trabajar en esos temas? En definitiva: ¿Cuál es la intensa labor de COSUCOBA al respecto?

Descartamos que la misma se ha llevado a cabo, dado que al parecer existe tiempo y recursos de la Institución (recursos económicos que pertenecen a los 10 Colegios de Distrito), para efectuar publicaciones en contra de la labor realizada por una Institución de Ley, de las que los Colegios resultan ser agentes naturales. Simplemente que desconocemos la misma, por eso formulamos la pregunta.

Tampoco podemos dejar de preguntar ¿Qué mejora en los aranceles percibirán los Afiliados? ¿Qué gana la Institución COSUCOBA denostando el esfuerzo de la Caja y llamando a rechazar una reforma que ni siquiera explican correctamente, quizás por no haberla siquiera leído? Entendemos que la respuesta a la última pregunta es nada, aunque sí lo hicieron es porque quizás la ganancia la perciban sus miembros individuales con finalidades político partidarias de futuras candidaturas.

Los hacemos expresamente responsables de sus acciones y las consecuencias que las mismas tengan para el colectivo de Afiliados a la Caja, tanto activos como pasivos.

Suponemos que vuestra gestión dará cuenta de todos los gastos destinados a desprestigiar no solo a nuestra Institución sino también a diferentes Colegios de distrito (Insistimos, con recursos económicos de los Colegas de TODA la Provincia), en particular el Distrito I.

En este último punto, sin intención de abundar en el tema, debido a que ha sido suficientemente publicitado por los medios de comunicación, habiendo tomado la cuestión estado público, baste aquí señalar que las autoridades electas de dicho Colegio han llevado a cabo las acciones judiciales correspondientes y han obtenido numerosos fallos de la justicia que vuestra Entidad insiste en desconocer. Ello inclusive manteniendo vigente la figura de un Interventor que fue designado de forma irregular (sin la cantidad de votos necesarios) y que no cumplió su finalidad en el plazo que tenía para ello.

Sinceramente entendemos que actitudes como la publicación que han realizado, lejos de efectuar contribución alguna a la comunidad odontológica, transforman a la misma en un colectivo dividido y por lo tanto más débil.

Ello ocurre en tiempos de severa crisis económica en nuestro país, que afecta a todos a quienes amamos esta profesión, por lo que es el momento en que más unidos deberíamos estar todas las Instituciones profesionales, siempre bregando por el bienestar de los Colegas y sin mantener disputas que parecen originadas en los egos personales más que en la democrática y -respetuosamente expresada- diferencia de opiniones que pueda existir.

Reiteramos que actualmente representan solo el parecer de 4 Distritos, con lo cual muy lejos se encuentran de la pluralidad de opiniones que reina en nuestra Institución, y lamentablemente no hemos visto un acercamiento de vuestra parte a los restantes Colegas, que no se encuentran representados y a quiénes por lo tanto no se les brinda la posibilidad de disentir o expresar sus preocupaciones respecto de las decisiones tomadas.

Asimismo, no podemos dejar de advertir que, así como el Consejo Superior se encuentra compuesto de representantes electos por los Colegios de Distrito, cuyas autoridades son a su vez electas por los Afiliados, esta Caja posee una representación en su Directorio que es directa de los Afiliados, ya que son estos últimos quiénes nos eligen.

Por lo tanto, si consideran que la política de esta Institución es errónea, amén de la posibilidad de acercarse a dialogar y buscar consensos y la mejora en el trabajo conjunto, que es lo que consideramos que corresponde, es facultad de ustedes y -de todos los afiliados que se encuentren en condiciones de hacerlo- presentarse a las elecciones correspondientes para de esa forma, participar democráticamente en la Caja.

Por todo lo expuesto es que solicitamos rectifiquen sus dichos y cesen en la utilización indebida de los medios oficiales de comunicación de la Institución, con fines puramente político partidarios y los convocamos nuevamente al trabajo en conjunto, como hemos destacado en todas las misivas que les hemos dirigido, sin importar la temática, para la mejora de todas las condiciones de trabajo de los afiliados, que es la finalidad para la cuál ambas Instituciones (si bien con competencias distintas) fueron creadas.

Sin otro particular, lo saludamos cordialmente.

MESA DIRECTIVA