¿QUÉ ES LA JUBILACIÓN POR RECIPROCIDAD?

La jubilación por reciprocidad es un beneficio previsional.

El mismo se “construye” a partir de la unión de aportes efectuados a distintas Cajas de Previsión.

 

¿QUÉ REQUISITOS BÁSICOS HAY QUE REUNIR PARA ACCEDER A UNA JUBILACIÓN POR RECIPROCIDAD?

Estos requisitos difieren en base a la normativa de reciprocidad aplicable.

La más utilizada es el convenio nacional aprobado por Resolución 363/81 de la Subsecretaría de Seguridad Social de la Nación. Las Cajas que intervengan deben estar expresamente adheridas al mismo.

A nivel internacional existen distintos convenios específicos que rigen la cuestión y que la Argentina ha firmado con otros países (Por ej. España, Italia, etc).

 

El convenio nacional 363/81 establece los siguientes requisitos básicos:

 

– El afiliado no debe estar percibiendo una jubilación completa de ninguna de las Cajas Intervinientes. Tampoco debe estar en condiciones de solicitarles dicho beneficio.

– Los aportes realizados a las distintas Instituciones no deben ser simultáneos, es decir, no se deben haber realizado al mismo tiempo. Si son simultáneos, no cuentan.

– Reuniendo los años de aportes no simultáneos de todas las Cajas intervinientes, el afiliado debe cumplir los requisitos de edad y aportes que cada Institución exija individualmente. En caso que cada Caja tenga requisitos distintos, se prorratearán en base a la cantidad de años de aportes que tenga en cada una.

 

Para más información sobre la documentación a presentar, los pasos a seguir o casos de reciprocidad internacional, podés contactarte con el Área Prestaciones a los teléfonos 0221-410-0538, 0221-410-0545, 0221-410-0567 o bien por correo electrónico al e-mail prestaciones@cajaodo.org.ar.