LA IMPORTANCIA DEL FLÚOR EN LOS DIENTES

Este mineral fue empleado históricamente para el control de las caries, ya que vuelve al diente más resistente contra las bacterias; se encuentra en estado natural en la corteza terrestre y tiene una distribución extensa en la naturaleza, algunos alimentos y depósitos de agua contienen fluoruro, incluso a veces se agrega fluoruro al agua potable como elemento reductor de las caries. En 1930, se investigó que las personas que tomaban agua naturalmente fluorizada, presentaban un número de caries menor que las que vivían en zonas de agua no fluorada.

El flúor presenta un doble mecanismo de acción:

✅ Transforma la hidroxiapatita del esmalte en fluorapatita que es más resistente a la descalcificación.

✅ Inhibe las reacciones de glucolisis bacteriana de la placa dental, disminuyendo la formación de ácidos (acético y butírico), mecanismo indispensable para la descomposición de la hidroxiapatita en iones de calcio, fosfato y agua.

Si bien su aplicación no distingue en edades, se suele usar más en los niños, ya que el primer período dentario puede resultar mucho más propenso a sufrir caries. En estos niños también será importante que su dieta tenga suficiente calcio y vitamina D, ya que ayudan a mantener los dientes en buen estado.

Desde la Caja recomendamos sugerirle a tus pacientes que hagan controles periódicos para prevenir caries o debilitamiento del esmalte.