EMBARAZO Y SALUD BUCODENTAL

El embarazo conlleva una serie de cambios que afectan desde la parte hormonal hasta incluso los modos de vida y las actividades que se realizan en la cotidianidad. Todas estas variaciones pueden repercutir en la salud bucodental generando mayor riesgo de caries y enfermedades en las encías.

Lo recomendable sería que al momento de decidir ser madre o de enterarse del embarazo, la mujer pueda concurrir al Odontólogo para hacer una revisión y realizar tratamientos preventivos en caso de ser necesario. Es por eso que desde la Caja de Odontólogos sugerimos tener en cuenta los siguientes ítems:

– Es importante para la salud en general seguir una dieta equilibrada y una correcta higiene oral durante el embazo.
– Si estás desarrollando más caries puede estar vinculado al cambio de hábitos alimenticios, es necesario controlar el consumo excesivo de alimentos dulces.
– Tanto los vómitos como el reflujo estomacal pueden provocar una erosión del esmalte dental, lo que puede derivar en sensibilidad o caries.
– Los cambios hormonales pueden favorecer la aparición de gingivitis y la sequedad de la boca, por lo que es recomendable comer chicles sin azúcar o aumentar el consumo de agua para facilitar la salivación.

Si estás embarazada, recordá hacer un chequeo preventivo con tu Odontólogo/a para fomentar el autocuidado y mantener una buena salud bucodental.