¿Cómo afecta el uso de los tapabocas a la salud bucal?

En tiempos de pandemia, es importante que reforcemos la higiene personal. La boca es uno de los puntos fundamentales del sistema respiratorio y digestivo, pero, a su vez, es una vía de contagio directo para el coronavirus.

• Al usar tapabocas, tendemos a beber menos líquidos, por lo que la hidratación necesaria para evitar que se seque la mucosa empieza a disminuirse.

• Si no cambiamos la mascarilla y la usamos mucho más que el tiempo sugerido, puede acumular bacterias y gérmenes que afecten más allá de nuestra salud bucodental. Es importante realizar una correcta limpieza de los tapabocas así evitamos que queden bacterias impregnadas.

En la boca se forman muchas bacterias que son parte de nuestro propio organismo. Algunas se activan cuando tenemos las defensas bajas, y otras en ausencia de oxígeno libre. La falta de aire debido al uso de los tapabocas está provocando una serie de consecuencias que son evitables.

Cuando llevamos barbijos tenemos menos exposición al aire, abrimos y hablamos menos, se nos quedan resto de saliva, etc. Algunas de estas baterías provocan mal aliento (halitosis), otras provocan patologías e incluso la tinción en los dientes.

• La halitosis (mal aliento) es una de las primeras consecuencias del uso de las mascarillas. Tendríamos que cambiarlas cada 4 o 5 horas, y estimular la secreción salival a través de la masticación de alimentos duros y sin azúcar. Beber mucha agua y evitar el consumo de tabaco y alcohol son medidas que también ayudan a frenar la halitosis.

• La desmineralización del diente y la caries, la enfermedad oral más prevalente: las caries son una de las enfermedades más comunes, y la prevención es una de las mejores protecciones existentes.

Es por eso que debemos extremar la limpieza oral a fin de mantenernos sanos y evitar el contagio de coronavirus.