BUEN USO Y LIMPIEZA DE PRÓTESIS DENTALES

La pérdida de una o varias piezas dentales nos lleva a utilizar prótesis tanto para resolver el factor estético como así también para adecuar el factor funcional de la boca. Por eso, desde la Caja de Odontólogos queremos compartir recomendaciones para el buen uso y limpieza.

Al comenzar a usarlas pueden aparecer algunos detalles adaptativos, como mordeduras ocasionales, producción elevada de saliva, entre otras. Todas estas situaciones son habituales y suelen disminuir con el tiempo. De todas maneras, es importante seguir los criterios básicos de higiene y limpieza para evitar la acumulación de placa, irritaciones y lesiones bucales.

A la hora de realizar su colocación es fundamental el uso de una buena crema fijadora de la prótesis dental que asegure una sujeción firme y duradera para que la persona que la utiliza se sienta cómoda y segura durante las comidas. Una vez aplicada la prótesis con la crema, no debería moverse ni desprende para garantizar su buen uso. La mala fijación favorece que los restos de alimentos puedan quedar atrapados entre la prótesis y la encía.

👉 En cuanto a la higiene, las prótesis deben limpiarse después de cada comida con un cepillo especial y un limpiador no abrasivo, con el fin de retirar los restos de comida y evitar la formación de sarro.

👉 Además, dejar en remojo la prótesis diariamente es una de las recomendaciones más efectivas para desinfectarla y remover más placa.

👉 Salvo casos puntuales, lo ideal es no utilizarla a la hora de dormir para permitir el descanso de los tejidos sobre los que se fija.

👉 Para asegurar que la boca se encuentra saludable, es recomendable llevar un control odontológico regular.

En caso de que la prótesis produzca dolor o genere alguna molestia, es importante visitar a tu Odontólogo/a.